woman sesshin

Well ageing, tips para envejercer bien

¿Qué es el Well ageing?

El Well Ageing es un nuevo enfoque sobre el fenómeno del envejecimiento. Podemos definirlo como el sentimiento satisfacción y aceptación ante los cambios físicos y funcionales del paso del tiempo, mientras experimentamos la conexión con nuestro cuerpo y con un sentido de propósito en la vida.

¿Quién práctica el Well ageing y cómo?

Well ageing, Happy Ageing o Pro ageing son sinónimos de un nuevo estilo de vida de las mujeres maduras. Mujeres activas, cultas, que practican deporte e invierten tiempo en cuidar su aspecto. Mujeres que viven el envejecimiento como un proceso natural y que se cuidan especialmente a través de la piel, sin olvidar la alimentación y el ejercicio físico.

Borrar las arrugas ya no es el propósito del uso de cosméticos a partir de los 45 años. Las mujeres buscan un enfoque más holístico, ya no intentan, en vano, hacer que el tiempo se detenga, sino que abrazan el paso del tiempo promoviendo un envejecimiento saludable.

Well ageing y cosmética

Este cambio de mentalidad ha sido identificado por la industria cosmética que ha impulsado el desarrollo del concepto “Well ageing”. Este concepto está destinado a acompañar la belleza de las mujeres maduras a través de productos adaptados a las características de su piel.

Para ello, es importante conocer los mecanismos biológicos que hay detrás del envejecimiento de la piel.  Con la edad, la piel sufre, a nivel celular y molecular, transformaciones responsables del envejecimiento, como la desaceleración de la regeneración celular, la disminución de la capacidad de retención agua y mayor sensibilidad. Estos fenómenos dan lugar a la aparición de arrugas, manchas, piel seca y sensible.

La piel de las mujeres que practican el Well ageing se distingue de la piel que no envejece bien en cuatro aspectos: Hidratación, Firmeza, Ausencia de arrugas y Luminosidad del cutis.

¿Quieres practicar el Well ageing a través de la cosmética?

El primer paso de cualquier ritual de cosmética es la limpieza. No olvides limpiar tu piel como mínimo una vez al día, especialmente antes de ir a dormir, para retirar los restos de maquillaje, suciedad e impurezas que tu piel ha generado o absorbido a lo largo del día. Usa el limpiador, que mejor se adapte a ti, por tipo de piel, por modo de empleo, por sensorialidad. Lo importante es limpiar la piel para que respire y aproveche mejor los tratamientos cosméticos.

Después de la limpieza y para potenciar la eficacia de los tratamientos posteriores, utiliza un preparador, ya sea tónico o esencia, a base de AHA o BHA que además ayudaran a mejorar la luminosidad de la piel

En esta etapa de tu vida, necesitas productos concentrados en activos, recurre a los sérums o boosters para mejorar aquellos aspectos específicos de tu piel que quieras o necesites trabajar, como la firmeza, la luminosidad, las líneas de expresión o las manchas.

La base de cualquier tratamiento cosmético a cualquier edad independientemente del tipo de piel es la hidratación. Una piel hidratada es una piel que practica el Well ageing.

Por ello te recomendamos que te apliques productos hidratantes por el día, ya sea en crema, crema gel o sérum. Tan importante como la hidratación es la protección solar, aplícate productos con un mínimo de SPF 15.

Por la noche, tras la limpieza, aplícate una crema de noche o un sérum para aprovechar el momento del día en que los tejidos se reparan y los tratamientos cosméticos son más eficaces.

¡Sigue estas recomendaciones y únete al movimiento Well Ageing!

Mariví Sanz

Mariví Sanz

Experta Farmacéutica y Cosmetóloga, fan de la meditación

Sin comentarios

Leave a Reply

Categorías